Sin categoría

«La imagen como lugar de la memoria: homenaje a los 19 fusilados»

La proyección del documental «Ni olvido ni perdón» de Raymundo Gleyzer, en la tarde de este lunes, dio inicio a la principal semana de actividades en torno a la conmemoración de los 50 Años de la Masacre de Trelew. Se trata de una pieza audiovisual elaborada por el cineasta y realizador, posteriormente detenido y desaparecido en la dictadura el 27 de mayor del 76, que contiene imágenes de la conferencia de prensa que los militantes de Fuerzas Armadas Revolucionarias, Montoneros y el Ejército Revolucionario del Pueblo dieron en el Aeropuerto de Trelew.

Al cumplirse los 50 años de la histórica conferencia de prensa que el cineasta rodó en la clandestinidad antes de ser desaparecido, el documental se proyectó en el mismo lugar en el que las imágenes fueron tomadas, el antiguo Aeropuerto de Trelew, hoy convertido en el Centro Cultural Por la Memoria. La pieza documental fue resguardada en el exilio por la compañera de Gleyzer y posteriormente -en el 2015- remasterizada por el INCAA para poder ser proyectada nuevamente.

Se trata de un testimonio visual del momento de la rendición de los 19 presos políticos en el Aeropuerto de Trelew en el año 72, donde se puede escuchar a través de sus propias voces lo que estaba sucediendo en ese momento y la reivindicación de las luchas que en ese momento se desarrollaban en diferentes ámbitos del país.

Luego de la proyección del documental se dio espacio para un debate con los presentes entre los que se encontraban familiares de las víctimas de la Masacre de Trelew e integrantes de diversas organizaciones de Derechos Humanos.

Al hablar en ese momento de intercambios con el público presente Sara Kohon, hermana de Alfredo Kohon aseguró que «estoy muy emocionada por estar en este momento, en que se cumplen a las 18 horas los 50 años del momento en que comenzó la fuga». Asimismo remarcó la importancia de poder conocer a Cristina quien fue apoderada de Alfredo en ese tiempo, a quien le agradeció «los momentos que le brindaste a mi hermano, dado que las familias estábamos tan lejos y no podíamos venir. Y las pocas veces que estuviste con él le brindaste ese poquito de cariño y por eso te agradezco».

Por su parte Ilda Bonardi de Toschi, viuda de Humberto Toschi, recordó que el 13 de agosto «se cumplieron 50 años de que lo vi por última vez a mi compañero. Yo me retiro de Trelew el domingo 13 de agosto». Sostuvo que «esta hora particularmente es muy fuerte para nosotros, pero también llegar acá al Aeropuerto es una alegría, porque fue el último lugar donde se los vio con vida, enteros, políticos, militantes y revolucionarios hasta el último minuto».

Por ello resaltó que «para nosotros el Aeropuerto es el signo de vida, no de muerte, es el símbolo de lo que ellos eran y de lo que ellos querían», y remarcó el poder «encontrarnos hoy acá en estos largos y penosos 50 años» en los que recordó que «por suerte hemos tenido el acompañamiento del pueblo de Chubut desde hace más de 50 años, que el pueblo solidario, amoroso, contenedor nos permitió que tuviéramos la entereza y la fortaleza para estar al lado de nuestros familiares. Y eso se prolongó en el tiempo. Hoy está presente, está fuerte».

Pero dijo «para los familiares fueron 50 largos años de tener que lugar por obtener justicia, por instalar la Memoria, demostrar la Verdad y obtener Justicia. Esta justicia que iniciamos en noviembre del 72 con un primer intento de Juicio a la Armada que no prosperó y pasaron muchos años hasta que pudimos lograr el juicio del 2012».

Recordó que «llegados a la Democracia y después de haber sufrido persecuciones, desapariciones, muertes, exilios; pero llegados al año 83 recurrimos a los presidentes constitucionales y no recibimos respuestas hasta la llegada de Néstor Kirchner que abrió documentos de aquel entonces y a través de su Secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, nos habilita a que comencemos a transitar el camino de demostrar la Verdad a todo el pueblo y obtener la Justicia».

«Fueron largos años, que comenzaron en el 2003, 2004 con una etapa de instrucción muy larga que fue llevada a cabo por el Juez Hugo Sastre y el Fiscal Fernando Gélvez a quienes nombramos porque les hacemos un reconocimiento muy particular porque fue el primer juicio de este tipo que se realizó en la provincia y no fue fácil y lo hicieron con mucha valentía», repasó Ilda Bonardi.

Finalmente destacó que «la historia también nos demanda que no nos quedemos en la memoria solamente de lo que pasó. Nos demanda que tenemos que seguir peleando por lo que aún no se cumplió. El mensaje de los compañeros de esta conferencia de prensa histórica, nos interpela hoy como nos interpeló en el 72, de la misma manera. Y me arrogo el derecho de convocarlos a trabajar y a poner nuestro esfuerzo, a seguir poniéndolo, para dar cumplimiento a este mensaje que nos dejaron los compañerxs».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *